• 0

Cómo lograr que tu perro coma más despacio

22 Octubre, 2014 0 comentarios Deja un comentario


leungchopan/Shutterstock

Si a la hora de comer tu perro parece que se convierte en una aspiradora de comida, debes tomar algunas precauciones para que su apetito voraz no cause problemas a su salud.

Aunque el hecho de que tu perro coma bien es, en general, un síntoma de su buena salud, cuando devora la comida que le acabas de servir, puede ingerir mucho aire, lo que puede provocar distensión estomacal, que quiere decir que su estómago puede inflamarse muchísimo a causa del aire que se quedó atrapado y ocasiona que tu perro tenga mucho dolor.

También te puede interesar saber cómo cuidar de la dentadura de tu perro para que le dure impecable muchos años.

En los casos más graves y, sobre todo, en perros grandes, la distensión estomacal puede desencadenar la temida torsión gástrica, es decir, que el estómago de tu perro se voltee o gire, lo que causa que varios vasos sanguíneos importantes se estrangulen y que los órganos que lo rodean se compriman. Ésta es una de las emergencias veterinarias más importantes, pues puede ocasionar la muerte de tu perro en pocas horas.

Por ello, es muy importante ayudar a disminuir la velocidad en la que ingiere la comida tu perros-aspiradora y aquí te decimos cómo:

Aliméntalo en porciones pequeñas, varias veces al día


Jaromir Chalabala /Shutterstock

En general, es aconsejable que los perros coman dos veces al día y no sólo una, pues eso ayuda a mejorar su digestión y evita que pasen muchas horas con el estómago vacío. Así que si tu perro es de los que devora la comida, debes considerar dividir su porción diaria en al menos dos raciones o, si te es posible, tres o hasta cuatro, y nunca le dejes alimento disponible todo el día.

Consíguele un plato para perros que comen rápido


[Foto: Petngo.com.mx]

Hay algunos platos especiales para ayudar a que los perros reduzcan la velocidad en la que comen, pues impiden que el acceso a las croquetas sea un poco más difícil para tu perro. Puedes conseguirlos aquí.

Aliméntalo usando un juguete que puedas rellenar


Nature Art /Shutterstock

Si de plano el caso de tu perro es grave, puedes intentar darle las croquetas en un juguete KONG. Simplemente mézclalas con un poco de comida en lata o con crema de cacahuate, rellena el juguete y deja que tu perro se entretenga un buen rato mientras come. Aquí algunas ideas para que rellenes estos juguetes con opciones deliciosas para tu perro.

No dejes que tome demasiada agua después de comer

Jaromir Chalabala/Shutterstock

Para evitar que sature su estómago, evita que tome muchísima agua después de comer. Sírvele un poco, deja que tome y retírala por un par de horas. Posteriormente, puedes volver a dejarla a libre demanda.

Evita que haga ejercicio antes o después de comer

ARTSILENSE /Shutterstock

Esto ayudará a que esté más calmado y, por lo tanto, menos ansioso respecto a la comida.

Si tienes varios perros, aliméntalos por separado

Kuznetsov Alexey /Shutterstock

Si tu perro siente que está compitiendo por la comida con los demás perros de la casa, entonces comerá más rápido para evitar que se la quiten. Lo mejor es que les des de comer muy separados entre sí o, de preferencia, en cuartos diferentes.

Descarta la posibilidad de un parásito

siamionau pavel/Shutterstock

Si de pronto tu perro empezó a comer como desesperado cuando antes no lo hacía, te recomendamos llevarlo al veterinario para una revisión, pues existen algunos parásitos que pueden hacer que tu perro tenga mucha hambre y más vale descartar que sea algo físico lo que tiene tu perro.

Notas relacionadas:

10 perros más pequeños que la araña gigante
7 flores que pueden envenenar a tu perro
Señoritas: perros y modelos por una buena causa

Artículo presentado por Instituto Perro, con información de MLive.com, Consumer.es, Cesarsway.com

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!