• 0

¿Cómo elegir al mejor veterinario para tu perro?

13 Mayo, 2015 1 comentarios Deja un comentario

Son pocas las personas que tienen la suerte de tener a un veterinario de absoluta confianza. Un veterinario que sabes que haría todo lo que está en sus manos por ayudar a tu perro, que no te pone pretextos de horarios o que no te contesta el teléfono. Un veterinario que en cuanto llegas al consultorio sientes que todo está bien.

Esto es importantísimo cuando tienes un perro. Es lo mismo que tener un doctor de confianza o un pediatra para tus hijos. Aquí te dejamos algunos puntos que debes considerar cuando busques y encuentres a un veterinario para que puedas saber si él es el indicado o hay que seguir buscando:

1. Te cae bien. Hay que escuchar a la panza. Es fácil saber cuando alguien te cae bien, te puedes relajar, puedes decirle más cosas, no te intimida, no te sientes incómodo ahí. Esto es importante pues tendrás mucho de qué hablar con él y si sientes que no le puedes contar las cosas o que no te entiende o peor aún, que no te pone atención, tal vez no sea el indicado.

2. Le cae bien a tu perro. Este punto es un poco engañoso porque muchos perros si se sienten mal o están lastimados es probable que no se dejen agarrar ni por ti. Sin embargo, en una situación normal, tu perro no chilla como loco o le tira la mordida (a menos de que sea agresivo en general) y hay veces que hasta le mueve la cola. Mi perro por ejemplo corre de emoción cuando ve al suyo.

3. Siempre te explica qué tiene tu perro y te da opciones de tratamientos. Cuando le cuentas los síntomas y él encuentra lo que, siempre te explica qué es, por qué le dio y los diferentes tipos de tratamientos para que tú con él elijan el que es mejor.

4. Siempre te explica qué le va a hacer a tu perro antes de hacérselo. Antes de revisar, inyectar o cualquier otra cosa, siempre te explica qué es lo que le va a hacer para que estés enterada y para que no te asustes. Esto es importante pues así puedes conocer más y ayudarle si sabes que hay algo que puede poner nervioso o asustar a tu perro.

5. Te da su número celular. Por si tienes una emergencia o una duda y no son horas de consultorio. Es más, hay algunos que te pueden ayudar vía Whatsapp. Aquí queda de tu lado no abusar de este privilegio y no estarlo molestando diario con dudas o preguntas.

6. No te regaña. Nada peor que un veterinario que te quiere aleccionar. Hay una diferencia entre explicarte cómo debes hacer algo y regañarte. Ni que fuera tu papá.

7. Te da tranquilidad dejarle a tu perro. Sabes que si tu perro se queda en su consultorio o a su cuidado, estará bien. A ningún perro le gusta quedarse en el hospital y a ningún dueño le gusta dejar a su perro pero hay veces que es inevitable y cuando esto pasa, lo mejor es que sientas que tu perro se queda en buenas manos.

8. Siempre te escucha y no se burla de tus ideas. Tu veterinario debe tomarse el tiempo de oír todo lo que tienes que decir, te debe dejar hacer preguntas y contestarlas, por más tontas o ridículas que puedan sonar.

9. Los otros clientes que has visto en el consultorio lo aman. Este es un gran indicador cuando vas con un veterinario nuevo. Si las demás personas ahí se ve que lo quieren, lo saludan con emoción y te dan buenas referencias en la sala de espera, esto le suma muchos puntos.

10. La manera en la que trata a la gente que trabaja con él. Esto aplica no sólo para los veterinarios pero para todas las personas y habla sobre su calidad humana. Si su staff lo quiere, lo más seguro es que los perros también.

 

[Foto: 237488260 by Dima Sidelnikov/ Shutterstock]

 

Notas relacionadas

Cómo elegir un buen paseador para tu perro

Cómo elegir la transportadora correcta para tu perro

Cómo elegir la mejor carnaza para tu perro

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

  1. Gravatar
    Ingrid Mayo 14, 2015

    Soy la maaaaaaas afortunada con la veterinaria de mi perri Lola!! Los 10 puntos los cumple!!

""