• 0

Por qué debes considerar adoptar a un perro discapacitado

14 Abril, 2015 0 comentarios Deja un comentario

De todos lo perros que hoy están buscando casa ya sea en un albergue o en un hogar temporal, te sorprenderías de saber cuántos de ellos tienen alguna discapacidad.

Muchas personas se sienten un muy conflictuadas cuando se enteran que al perro le falta una pata o no oye bien o es ciego o tiene alguna enfermedad congénita. Y los entendemos. Tener un perro en tu vida significará esfuerzos, sacrificios, tiempo y paciencia, muuucha paciencia y si a esto le sumas que un perro con discapacidad probablemente necesite más de todo esto, puede ser algo intimidante para muchos potenciales dueños.

A todos ustedes les queremos demostrar que el esfuerzo extra vale la pena. ¿Por qué? Porque ese perro discapacitado que va a llegar a tu vida te va a enseñar más lecciones sobre amor, apego, tolerancia, igualdad y realidad que muchos años de vida.

Hay discapacidades más fáciles de llevar que otras, pero todas pueden ser increíbles formas de aprender de tu perro. Desde perros sordos que aprenden lengua de señas, perros ciegos que aprenden a guiarse por olores en la casa o que tienen a otra mascota de lazarillo e incluso perros con sillitas de ruedas que corren carreras, todos pueden tener una vida feliz a tu lado.

1. Los perros discapacitados no saben que son discapacitados.

Un perro con discapacidad no se siente menos que otros ni se siente en desventaja. Es feliz de estar aquí y de estar contigo. Esta es la lección más importante que vas a aprender de tu perro. Una lección para aprender a ver el potencial de alguien por lo que es y no por lo que crees que es o por cómo crees que se siente.

2. Un perro discapacitado es feliz.

Contrario a la creencia de que viven en depresión por lo que tienen, como muchas veces ni siquiera están conscientes de que son "discapacitados" (un término que inventamos los humanos) ellos son felices si tienen amor, comida y casa. Un perro es feliz con cosas sencillas, no necesitan mucho para vivir al máximo. No necesitan cosas materiales, ni viajes, ni novios, te necesitan a ti y tú los necesitas a ellos.

3. Los perros discapacitados no guardan rencor.

A pesar de que hay muchos perros que nacieron ya con alguna discapacidad, hay muchos otros que la adquirieron de un humano (a propósito o accidentalmente). Sin embargo, estos perros no guardan rencor, no están enojados con el mundo ni maldicen a los humanos. Recuerda que los perros viven el presente y si hoy tú los quieres, ellos también.

4. Pon tu granito de arena.

Si apoyas un mundo donde todos seamos tratados iguales, empieza por dar el ejemplo. Dale hogar a un perro con discapacidad y verás que tú también dejarás de notar la discapacidad en menos tiempo del que crees y empezarás a ver a tu perro sólo por lo que en realidad es, el ser que más te quiere en el mundo.

5. Estos perros no escogieron ser discapacitados.

Nunca se debe juzgar a alguien por algo que no puede controlar o que no escogió. Es decir, no puedes juzgar a un perro porque no tiene pata o porque nació sordo, él no pidió tener esa discapacidad y sin embargo le tocó y por eso es importante que tú no caigas en el error de discriminar por algo que el perro no puede controlar pero tú si.

 

 

[Foto: Creative Commons "German Shepherd Dog Wheelchair" by Handicapped Pets is licensed under CC BY-SA 2.0]

 

Notas relacionadas

Errores que debes evitar al elegir a un perro

Razones por las que es mejor adoptar a un perro mestizo que comprar uno de raza

Si quieres un corazón sano, adopta a un perro

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!