• 0

Perros y Pirotecnia

29 Diciembre, 2016 0 comentarios Deja un comentario

Nuevamente estamos en esa época del año en que muchas mascotas sufren de los efectos de la pirotecnia. Mientras que a muchos humanos les parecen divertidos por las explosiones, el ruido e incluso parezcan bellos por los diseños que llevan al explotar, el sonido de la explosión pirotécnica causa estrés y ansiedad en muchísimas mascotas. A algunos puede afectarles demasiado y a algunos ni siquiera les importarán.

Es natural para los perros asustarse con ruidos muy fuertes. El sonido activa su sistema nervioso y pueden ponerse ansiosos o asustados. Correr lejos del ruido es instinto de supervivencia.

Recuerda que para tu perro el experimentar el sonido de la pirotecnia es diferente a otros sonidos fuertes, como los truenos (aunque puede haber algunos que tampoco soporten las tormentas). La pirotecnia está cerca del suelo, es más vibrante y están acompañados de súbitas explosiones, colores, luces y olores. Recuerda que los perros experimentan el mundo a través de los sentidos del olfato, gusto y oído.

La celebración de año nuevo puede ser demasiado para ellos. Pero para aquellos que lo sufren, antes de que llegue el fin de año, les tenemos algunos consejos para mantener segura a su mascota:

  1. Preparación. Asegúrate de tener a tu perro en algún lugar donde no se escuchen mucho las detonaciones, puedes incluso llevarlo a casa de alguien más donde pueda estar más lejos de los sonidos, con quien tu perro esté familiarizado, etc. Si el lugar no le es familiar, le resultará más complicado adaptarse. Llévalo una o dos veces antes para que comience a familiarizarse antes de que lo dejes para tus vacaciones.
  2. Acomodo. Si no puedes llevar a tu perro a un lugar donde esté vigilado la noche del 31, te recomendamos buscar un lugar lejos de la pirotecnia. Si no estarás en casa, pide a algún familiar o amigo que pueda darte una mano para hacerle compañía mientras tú no estás en casa.
  3. Cálmalo. Hay varias opciones para ayudar a tu perro para calmarse. Existen desde una venda alrededor de su cuerpo, hasta calmantes 100% naturales para perro como estos. Adminístralo de manera adecuada siguiendo las instrucciones en el empaque. Recuerda que debes preparar a tu perro, enseñándole lo que son los calmantes o la venda para tranquilizarlo antes del momento, para que vaya familiarizándose con los efectos y pueda estar más calmado. Primero debes mantener a tu perro en un estado de calma para que estos remedios funcionen (antes de que empiecen los fuegos artificiales), de lo contrario, si se lo administras en un estado de ansiedad, de poco va a servir.
  4. Un espacio seguro. Crea un lugar donde tu perro pueda sentirse tranquilo, ya sea su casa o un fuerte de almohadas y sábanas contigo al lado. Mantente tranquilo, pues recuerda que los perros pueden sentir tu estado de ánimo y mientras más nervioso estés tú, más nervioso lo pondrás a él. En cambio, si transmites calma, será mucho más fácil tranquilizar a tu mascota. Acarícialo de vez en cuanto diciéndole que todo estará bien, sin llegar a atosigarlo con cuidados y preocupaciones.
  5. Ejercicio. Asegúrate que tu perro ha tenido una buena sesión de ejercicio durante el día. Esto ayudará a que su mente esté en calma gracias al cansancio y le resultará mucho más fácil tranquilizarse mientras la pirotecnia esté sonando.
  6. Mantenlos dentro de casa. Es muy importante que tengan un lugar seguro en el cuál refugiarse. El interior de la casa es el lugar ideal para ello, ya que corren menos posibilidades de romper una reja y escapar o saltar la barda y perderse. Mantenlo en un lugar donde no pueda lastimarse al intentar escapar.
  7. Placa de Identificación. Es muy, MUY importante una placa ID con los datos de tu mascota y los tuyos. Esta es la época del año en que más mascotas se pierden debido al gran estruendo que causa la pirotecnia. Asegúrate de que tu perro está bien identificado en caso de que se pierda. Recuerda que la placa es su boleto de regreso a casa.
Recuerda siempre estar al pendiente de tu mascota, verificar que las ventanas y puertas estén bien cerradas y, de preferencia, cerrar las cortinas para amortiguar un poco el ruido. Y lo más importante, mantener la calma para que tu peludo pueda tranquilizarse contigo.
[Foto: Chilled Out dogs. Fuentes: Cesar’s Way | Victoria Stilwell’s “Positively” | Dog Secrets]
« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!