• 0

¡Es que lo muerde todo! Tu cachorro también muda sus dientes

24 Abril, 2013 0 comentarios Deja un comentario

Escrito por Sharon Barrios.

Al igual que los niños, los cachorros pierden sus dientes y es un periodo de gran molestia para el perrito. Entre los 4 y 6 meses, los cachorros empiezan a mudar sus “dientes de leche” que son unos dientes muy afilados. Generalmente, los primeros dientes en caer son los incisivos de la parte inferior y luego siguen los superiores; continúan los premolares y el resto de los dientes. Finalmente, los nuevos caninos y grandes molares comenzarán a salir; es un periodo crítico para el perrito, pues mientras los pequeños lloran y los padres aplican soluciones para aliviarlos, para los cachorros no hay mucho que hacer.

¿Qué pasa cuando los cachorros pasan por la dentición?

Mordisqueos: empiezan a morder todo lo que encuentran a su paso, sea una pantufla, un mueble o un juguete. Si bien todos los cachorros mordisquean, la naturaleza del mordisqueo cambia cuando el cachorro comienza su etapa de muda de dientes y se vuelven seriamente persistentes. Si tu cachorro era un pequeño tímido o tranquilo, que gustaba de que le sobaras la pancita, en este momento se convertirá en un guerrero incansable que buscará morder los objetos que le parezcan más atractivos y no descansará hasta que el objeto de su atención sea totalmente destruido. Esta actividad en los cachorros no apela a acabar con tu paciencia, sino a aliviar el dolor de sus encías e incluso, hacer que un diente se afloje y caiga, por lo que será usual ver un poco de sangre en los materiales que destruye.

Diablillo en acción: mientras que el cachorrito adorable se esfuma de tu vista, el pequeño perro empezará a llevarse a la boca todo lo que esté a su alrededor y eso incluye a sus dueños humanos. Este periodo es de gran importancia porque si no se sabe sobrellevar esta conducta, podría tornarse rápidamente en mordidas fuertes que permanecerán como hábito de por vida. Si en esta etapa sientes que pierdes la batalla, es momento de poner manos a la obra y conseguir juguetes que le den alivio a su dolencia o unas clases de obediencia.

Malestar físico: puede haber más ladridos de los normales, algunos gemidos, apatía e incluso enfermedades estomacales. Para algunos cachorros el cambio de dientes puede ser muy doloroso y responden como si tuvieran cualquier otro padecimiento. Algunos cachorros también pueden mostrarse pocos interesados en jugar, el apetito puede disminuir y el proceso digestivo puede volverse flojo y desencadenar diarreas. Si el malestar es fuerte y tu cachorro no “levanta”, lo más recomendable es consultar con tu Veterinario para que te dé alternativas de tratamiento en el proceso de dentición.

¿Qué hacer cuándo comienza la dentición?


Para tu cachorro, morder lo que está a su paso es algo instintivo; es tu labor reconocerlo y canalizar esas energías a juegos aceptables con juguetes que favorecerán su proceso de dentición. No dejes a tu perrito sin atención, ni lo regañes; si no quieres que rompa tus cosas y muebles, o encontrar huellas de dientes en tus preciables objetos, no los dejes a la mano o no le permitas la entrada por toda la casa, porque morderá lo que encuentre sin tu consentimiento y no será su culpa, ya que mordisquear es compulsivo en esta etapa. Tu Revista Animales de Compañía te da algunos consejos para aliviar la molesta dentición de tu cachorro y prevenir destrozos en tu casa.

Busca juguetes que sean interesantes, adecuados y desafiantes para mordisquear. Un trapo suave y húmedo, enrollado en alguna superficie cilíndrica, se puede volver un juguete ideal para las encías adoloridas.

Se recomienda el uso de juguetes especialmente diseñados para ser mordisqueados y con consistencias que promueven el crecimiento de dientes sanos y encías saludables, como este ó juguetes con texturas que estimulan la mordida y darán masaje a las encías adoloridas como el Pooch Zoober.

También puedes considerar juguetes para diferentes etapas como el Puppy Starter Kit, conformado por 3 huesitos de diferentes características: el hueso Puppy Bone es ideal para la comezón de las encías cuando tienen dientes de leche; el hueso Dura Chew está diseñado para una mordida más agresiva, como cuando comienzan a salir los dientes permanentes, mientras que el hueso comestible Healthy Edible, será una buena recompensa comestible para el cachorro de 6 meses que casi superó su etapa de mordisqueo.

No te olvides de dejarle una variedad de carnazas, de varios tipos y tamaños para masticar.

Y para adormecer un poco sus encías, te recomendamos darle unos cubos de hielo que encantado mordisqueará en esta época de calor. También puedes hacer una paleta de hielo hecha a base de agua, unas cuantas croquetas y unos trocitos de salchicha de pavo que verterás en un recipiente de plástico y que deberás meter al congelador. Cuándo esté lista, sácala del congelador y dásela a tu cachorro: él te lo agradecerá.

¿Cuánto tiempo dura el cambio de dientes?

La dentición dura varias semanas y prolongarse hasta por 3 meses. Entender el proceso de muda de dientes de tu cachorro y prepararte con anticipación, te permitirá ayudar a tu perrito a atravesar su dolor e incomodidad sin perjudicar la relación que han logrado entablar. En este proceso, los dientes caerán sin que tú lo notes, pues generalmente se los tragan. En cualquier caso, se recomienda acudir con tu veterinario para que él supervise el cambio de dientes y detecte algún problema de mordida o cualquier otro padecimiento que pudiera surgir en el proceso.

Hasta la próxima.

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!