• 0

#MeVuelvoPerro Perros y Niños

25 Enero, 2016 0 comentarios Deja un comentario

Tal vez este sea uno de los temas más controversiales respecto al mundo de los perros. En los últimos meses he leído mucha información al respecto y surgen los debates de si se les debe permitir a los niños estar solos con un perro, que si es adecuado dejar que un niño pequeño se acerque a un perro grande, que si los adultos deben supervisar esos encuentros entre muchas cosas más. Para mi creo que lo más importante es educar a los padres de esos pequeños, al igual que a los niños y enseñarles el lenguaje de los perros.

Hace unos años todos creíamos que si el perro mueve la cola es porque está feliz, hoy sabemos que no necesariamente el perro está feliz, tendremos que ver el resto de su cuerpo: cola, su manto, sus orejas, sus ojos y su boca.

Lo primero que yo sugeriría es enseñarles que un perro es un ser vivo, con emociones, que al igual que nosotros merece ser respetado cuando come, cuando duerme y cuando esta jugando con sus juguetes. No podemos llegar y quitarle su plato de comida sólo para hacerlo entender que nosotros somos los que mandamos.

¿Cómo te sentirías si estas disfrutando tu platillo preferido y de pronto tu pareja o alguno de tus padres te lo quita? Seguro tu reacción no sería de mucha amabilidad. Con los perros pasa lo mismo, para enseñarles a que acepten la presencia de otros alrededor de la comida existen otras maneras. ¿Cómo te sentirías si a la mitad de la noche escuchas una serenata, tu vecino prende la música a todo volumen o alguien de pronto te despierta abruptamente? Te aseguro que te pararías de mal humor, cansado y fastidiado porque han interrumpido tu ciclo de dormir. A ellos les sucede lo mismo: ellos también necesitan descansar y para ellos tampoco es agradable que de pronto un niño de 5 o 6 años se acerque a su cama y de golpe y porrazo lo despierte. Por lo tanto, es importante respetarlos y no interrumpirlos cuando están realizando ciertas actividades.

Recuerda... 

  • Si tu perro jadea y no lo has llevado a correr, no hace demasiado calor te está indicando que está muy nervioso.
  • Si suspira puede ser que esté muy cómodo y tranquilo o puede estar aburrido.
  • Si su cola esta metida entre sus patas y tiene sus orejas agachadas te esta diciendo me muero de miedo.
  • Si su cola se mueve en círculos amplios, y su boca se ve abierta y relajada está contento.
  • Si te evita y gira la cabeza en otra dirección te está diciendo no estoy nada a gusto con esta situación.

La mayoría de los perros no toleran los abrazos, si no lo has ido condicionando a tolerar los abrazos, mejor no lo abraces y mucho menos dejes que un niño lo haga. Ellos al igual que nosotros tienen días malos, pueden sentirse adoloridos, con frío, con calor, con hambre, con algún malestar o simplemente estar demasiado aburridos o cansados. Recuerda que una buena alimentación, visitas regulares al veterinario, paseos 3 o 4 veces a la semana y un ambiente enriquecido y con estímulos ayudará a que tu perro se sienta contento y relajado.

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!