• 0

¿Qué hacer si a tu perro le dan ganas de hacer pipí en el avión?

21 Enero, 2016 0 comentarios Deja un comentario

Si estás planeando viajar en avión con tu perro y te has informado un poco sobre el tema, seguro te habrás encontrado con el consejo de que no debes darles de comer al menos 8-12 horas antes del vuelo y que tampoco les debes dar agua 2-3 horas antes de abordar. Esto es muy cierto y es, más que un consejo, una regla. Los perros, a diferencia de nosotros, pueden aguantar mucho más tiempo sin ir al baño. De ahí que si logras que no coma ni tome agua antes del vuelo y le das un paseo antes de llegar al aeropuerto, tu perro difícilmente necesitará ir al baño abordo.

Sin embargo, existen casos de vuelos largos donde por más que no hayan tomado agua antes o por más entrenados que estén, puede pasar que les den ganas de ir y debes estar SIEMPRE preparado.

Como se pueden imaginar, estos consejos sólo aplican para los perros que viajan en cabina con sus dueños. Los perros que viajan en transportadora en el compartimento de equipaje, si se ven en la emergencia de tener que ir, se van a hacer en su transportadora y por eso se recomienda forrarla con tapetitos entrenadores o con periódico.

En caso de que tu perro sí cumpla las características para volar en cabina, lo que debes de llevar contigo son al menos 3 tapetes entrenadores desechables para que cuando veas que tu perro te pide ir al baño, actúes de inmediato para evitar accidentes.

 

Lo que te recomendamos hacer es que sin sacar a tu perro de la transportadora, lo lleves al baño del avión. Cuando lleguen ahí, cubre el piso con los tapetes entrenadores y saca a tu perro de la transportadora. Dale un momento para que conozca la zona y pueda tener un poco de confianza para hacer pipí.

Ten cuidado de acomodar bien los tapetes para evitar que se tire en el piso y aún cuando esto no pase, siempre lleva también contigo una botellita de gel desinfectante de menos de 100ml o algo con lo que puedas pasar una toalla de papel para limpiar el piso y evitar malos olores.

Una vez que tu perro haya hecho pipí, quita los tapetes y échalos en una bolsa de plástico y ciérrala. Esta bolsa la debes tirar en el bote de basura del baño, nunca debes de echarla por el retrete aéreo.

Mantén la calma, no está pasando nada grave y no queremos que tu perro se ponga nervioso y no quiera hacer pipí. Piensa como si fueras una mamá o un papá que va a cambiar el pañal de su bebé al baño.

Intenta llevar a tu perro durante un momento donde no haya demanda alta del baño, como cuando te dejan quitarte el cinturón después de despegar o después de la primera ronda de bebidas.

Si tu perro es de servicio o de soporte emocional y es más grande que el baño del avión, pide a las aeromozas que te dejen usar un espacio de la parte de atrás del avión y repite el mismo procedimiento con los tapetes entrenadores.

Tu perro sólo querrá ir si sabe que es una emergencia, si no, lo más seguro es que prefiera aguantarse hasta el destino final.

Esta técnica también te puede ser útil cuando hagas escala en un aeropuerto donde no tengan zonas para que los perros puedan ir a hacer pipí. Si este es el caso, haz lo mismo en un baño del aeropuerto.

Si quieres viajar con tu perro, Interjet es una aerolínea pet-friendly que viaja a muchos destinos dentro de México y del extranjero.

[Foto principal: 318952265 by Gladskikh Tatiana/ Shutterstock]

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!