• 0

#MeVuelvoPerro La importancia de trabajar el vínculo con nuestros peludos.

14 Diciembre, 2015 0 comentarios Deja un comentario

 

Para mí, uno de los aspectos más importantes para trabajar con nuestros perros es la creación de un vínculo, sin caer en un hiperapego que podría terminar en un problema de ansiedad por separación. Pero, ¿qué se necesita para crear un vínculo entre nosotros y nuestro peludo? Como cualquier relación, la confianza es un factor indispensable para poder generar un vínculo. Nosotros tenemos que confiar en nuestro peludo pero también es muy importante que nuestro peludo confíe en nosotros.

Hace unos días caminando en la calle con dos de mis perros, escuché unos gritos y un gran alboroto. De pronto alcancé a ver a un perrito de color blanco corriendo a toda velocidad, a un señor persiguiéndolo y a una señora gritando sin para “agárrenlo, agárrenlo”. A los pocos segundos el señor alcanzó a coger al perrito de una correa que arrastraba y en seguida la señora se acercó al perrito y comenzó a golpearlo sin parar y le gritaba “eso esta muy mal, no puedes escaparte”. El perrito estaba encogido y la impotencia de la señora se manifestaba a través de los golpes. Yo me acerqué y le dije que esa no era la forma de tratar a un perro y que su perrito jamás confiaría en ella si lo golpeaba, lo único que recibí fueron insultos por parte de esa señora.

No es la primera vez que me encuentro con personas que, al recuperar a su perro, lo primero que hacen es golpearlo como si el perro comprendiera que esos golpes son una forma de castigo ante su hazaña de salir corriendo a toda velocidad.

Para los perros los reforzadores o los castigos tienen que ser aplicados uno o dos segundos después de determinado comportamiento, si tardamos varios minutos o tal vez horas en reaccionar, nuestro perro ya no relacionará el comportamiento con el castigo o con el premio.

Ese perrito difícilmente confiará en ella pues en ocasiones recibe caricias al acercarse y otras recibe golpes. ¿Confiarías en alguien que a veces te consiente y otras te golpea al acercártele?

Una forma de enseñarle a nuestro perro a venir al llamado será dentro de casa llamar al perro y cada vez que venga darle un rico premio, su juguete favorito o muchas caricias, el perro irá asociando que cada vez que llega con nosotros pasan cosas buenas. Luego iremos haciendo este ejercicio con una correa muy larga. Ya en lugares abiertos dejaremos que el perro explore por sus lugares favoritos y se le llamará, al acudir haremos lo mismo: premiaremos con comida, su juguete o cariños.

Esto lo tenemos que repetir muchísimas veces. Ellos aprenden, entonces, que cuando los llamamos siempre suceden cosas buenas y así vamos trabajando el vínculo basado en la confianza.

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!