• 0

¿Qué hacer si encontré un perro?

11 Agosto, 2015 1 comentarios Deja un comentario

Una de las preguntas más frecuentes que tienen las personas que por primera vez se encontraron con un perro en la calle y decidieron rescatarlo es qué hacer a continuación.

Antes que nada, si te encuentras en esa situación, felicidades por querer ayudarlo, pues la mayor parte de las personas se muestran indiferentes e incluso cuando "sientan feo" por el perrito, seguirán de largo y no actuarán.

Ahora bien, en la mayoría de los casos, la primera idea que se tiene es llevar al perro a un refugio o asociación (o, peor aún, a los antirrábicos) para que ahí se hagan cargo de él y lo ayude y, en realidad, debemos decirte que este es el primer error que se comete.

Por este motivo, lo mejor que puedes hacer es ayudar al perro TÚ. Esto no significa que tú te lo debas quedar si no quieres o no puedes, pero recuerda que el que lo rescató fuiste tú y tú debes asumir la responsabilidad de ayudarlo.

¿Cómo? Aquí te damos una breve guía:

1 Revisa si el perro tiene placa. Si la tiene, comunícate inmediatamente. Si no (que tristemente es lo más común a pesar de que los perros tengan dueño), toma nota de cualquier seña particular que pueda tener el perro (sexo, si traía collar, alguna característica física, etc.). Esto es importante y en breve te diremos por qué.

2 Tómale fotos al perro. Es muy probable que el perro esté asustado, pero espera a que se encuentre más tranquilo e intenta tomarle una foto de frente, en la que se vea claramente el perro, que no esté movida ni borrosa para que puedan identificarlo con mayor facilidad.

3 Si puedes, diseña un cartel con sus datos para difundirlo en redes sociales y tratar de encontrar a sus dueños. Incluso en el caso de ser un perro que parezca "callejero" no asumas que no tiene dueño y primero intenta localizar al propietario. Hay perros que si llevan mucho tiempo en la calle no parecerán "de casa" y también hay muchos dueños que tienen perros mestizos. Si no tienes esa posibilidad, puedes enviarnos las fotos, fecha y lugar donde encontraste al perro, así como un teléfono o correo de contacto a hola@institutoperro.com o a nuestro Facebook y nosotros lo hacemos por ti y lo difundimos en nuestras redes.

4 Una vez que tengas el cartel, imprímelo y pégalo en postes cerca del lugar en donde encontraste el perro. En la actualidad, parecería que la manera más eficiente de difundir es a través de las redes sociales y, aunque estas herramientas son sumamente útiles, más vale redoblar esfuerzos y buscar a los dueños "a la antigüita" también.

5 Te recomendamos no incluir detalles sobre el perro en el cartel que difundas, es decir, no indiques si el perro tenía collar, placa, suéter o cualquier otra señal particular, pues esto te servirá para identificar a los dueños. Recuerda que, desafortunadamente, hay personas malintencionadas que buscan quedarse con los perros perdidos aunque no sean de ellos (especialmente si son de raza).

6 Considera que alguien deberá darle hogar temporal al perro en lo que encuentran a los dueños o, si finalmente decides darlo en adopción, en lo que encuentras a su familia permanente. Puedes darle hogar temporal tú o alguien que conozcas o también puedes pedir ayuda en redes sociales para ver si alguien se ofrece a darle hogar temporal, pero recuerda que en lo que eso sucede TÚ eres responsable por el perro. Hay quien decide ingresarlos en una pensión, pero toma en cuenta que esto significará que tendrás que pagarla.

7 Mientras tanto, lleva al perro al veterinario. Es muy importante que, aunque se vea sano, lo lleves a que le hagan una revisión general para ver que no tenga pulgas o garrapatas, alguna enfermedad o incluso heridas internas. Recuerda que existen hospitales públicos veterinarios como este que pueden darte servicios gratuitamente o también algunas asociaciones como esta que dan servicios veterinarios a costos razonables. Deja que él decida si es pertinente bañarlo de una vez o si hay que esperar a realizar alguna curación o tratamiento primero.

8 Si pasa mucho tiempo y nadie reclama al perro, considera darlo en adopción. Nuevamente, recurre a las redes sociales para buscarle un hogar permanente. En Instituto Perro también podemos ayudarte a difundirlo en nuestras redes. Mándanos a hola@institutoperro.com o a nuestro Facebook dos o tres fotos lindas del perro (acuérdate que de la vista nace el amor), descripción física y de carácter, la ciudad en la que está, así como un teléfono o mail de contacto. Con esta información haremos un cartelito para que los interesados puedan contactarte y tú selecciones al adoptante ideal.

 

Como verás, rescatar a un perro es mucho más complejo que solo recogerlo de la calle y tratar de que alguien más lo ayude por ti.

Afortunadamente, hay aún personas que están dispuesta a realizar esta labor para ayudar a nuestros queridos perros y muchas historias de perros perdidos o perros rescatados terminan en finales felices gracias a que aún hay personas buenas en este mundo.

¿Alguna vez has rescatado un perro? Cuéntanos la historia en los comentarios.

 

[Fuentes: HumaneSociety.org, AmericanHumane.org, CesarsWay.com] [Foto: "Creative Commons Silver Lake Jubilee - 1264" by Parker Knight licensed under CC BY 2.0]

 

Notas relacionadas

Cómo la placa le puede salvar la vida a tu perro

Cosas que los dueños de un perro perdido no quieren oír y menos de ti

Qué datos debe tener la placa de mi perro

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

  1. Gravatar
    Nayeli Agosto 13, 2015

    He rescatado infinidad de perros, pero de los que mas me han impactado es la ultima que recogí, tenía tres días que la había visto que llegó a la calle donde trabajo, era una perrita muy delgada, totalmente desnutrida, flaca, deshidratada, muy fea y desconfiada, durante tres días, no aceptó que me acercara, no quiso comer ni tomar agua, se veía muy mal y no podía hacer nada por ayudarla, ya que ella no confiaba en mi, para el tercer día estaba yo muy preocupada por que la veía como se iba poniendo más débil, yo calculaba que tenía de 15 a 20 días en la calle y sin comer por el aspecto que tenía, el tercer día por la tarde al salir del trabajo (siempre voy con mi perra a trabajar) ella vio que no salía sola, vio que venia con mi perra y automáticamente le cambio la cara, creo que pensó “es de confianza, tiene un perro” y se cruzó la calle y empezó a aullarme y a ladrarme, como si me contara lo que le pasaba o como pidiendo que la ayudara, yo pensaba darle de comer y dejarla ahí en lo que conseguía un hogar temporal, pues dos meses antes había recogido a otro perro y ya no podía tener un tercer perro, pero la perrita tenía otros planes en mente y despues de tantos aullidos y ladridos se subió al coche con nosotras y ahora es parte de nuestra familia, resultó una perra extremadamente inteligente y activa, dejo de ser flaca, ahora es una perra preciosa, el pelo le cambio de color y le brilla hermoso, paro las orejas, es fuerte y musculosa; en la calle nos paran para preguntarnos que de qué raza es, realmente eso jamás nos ha importado investigarlo, solo se que es feliz por que lo veo en sus ojos y en su caminar alegre. Por cierto, se llama “Marimba” aunque ahora parece mas un “Tololoche”

""