• 0

Cómo presentar a tu perro con tu nuevo perro

30 Julio, 2015 2 comentarios Deja un comentario

Una de las situaciones que causan más tensión en los dueños se da cuando finalmente te has decidido a incluir un segundo perro en tu hogar, pues es prácticamente imposible que no te dé un poco de 'cosa' imaginar cómo va a reaccionar tu primer perro o qué pasaría si se caen mal.

Cuando adopté a mi perro Tomás, que sería el segundo perro en la casa, a pesar de que estaba completamente segura de la decisión, la noche anterior a que vinieran las personas de la asociación a dejarlo en mi casa no pude dormir de la preocupación. ¿Qué pasaría si Ginger, mi primera perra, no lo quería? ¿Qué iba a pasar si se peleaban todo el tiempo?

Afortunadamente me dieron buenos tips para presentarlos y todo salió bien, pero como sé perfectamente la angustia que esto puede ocasionar, mejor les dejamos algunos consejos prácticos que pueden seguir para que la convivencia entre su perro y su nuevo perro se dé en armonía.

*Nota: para facilitar la explicación nos referiremos a los dos supuestos perros como "tu primer perro" y "tu perro nuevo”.

Si vas a recoger a tu nuevo perro, no lleves a tu primer perro

Meter a los dos perros en un coche sin antes haberse presentado propiamente puede ser una pésima idea.

El maravilloso efecto de una caminata

Te recomendamos que antes de la presentación lleves a tu primer perro a dar una caminata. Esto le ayudará a liberar energía y estar más relajando al momento de conocerse. Si existe la posibilidad, también pide que le den un paseo a tu nuevo perro antes. De hecho, si tu pareja o un amigo que conviva con tu primer perro te puede ayudar en este proceso sería genial, pues así cada uno puede manejar a uno de los perros.

En territorio neutral

Nunca presentes a tu primer perro y a tu nuevo perro en tu casa, ni en tu jardín, ni en el patio de tu casa. Mejor elige un territorio neutral: puede ser un parque cercano o incluso en la calle a unas cuadras de tu casa, así evitarás que tu primer perro se ponga defensivo y quiera proteger su territorio.

Siempre con correas

Al momento de presentar a los dos perros, es importante que los dos tengan puestas correas, pues eso te dará mayor control para reaccionar en caso de que hubiera alguna señal de agresividad. Sin embargo, es importante que no tenses las correas para que no estreses a los perros.

Revisa tu energía

Sí, sabemos que seguramente estarás un poco estresado al momento de presentar a los dos perros, pero si te pones extremadamente ansioso, le vas a transmitir esta energía a los perros y es posible que el encuentro no salga bien. Así que re-lá-ja-te que así todo fluirá mejor.

El maravilloso efecto de una caminata (segunda parte)

Así es, como ya te hemos contado, el paseo tiene un efecto maravilloso en los perros, tanto en el aspecto físico como en el mental, así que si dan una larga caminata todos juntos (ya como la nueva manada que son), será mucho más sencillo integrar a los perros, pues empezarán a pensar en ellos como una jauría. Además, la caminata también te servirá a ti para que te relajes un poco.

Llegando a casa

Al llegar a casa, es importante que mantengas las correas en los perros. Entren y da una vuelta con los dos por todo tu departamento o casa. Si todo está tranquilo, suelta a tu nuevo perro y deja que explore el espacio. Mantén a tu primer perro con correa para tener más control, pero no la tenses. Si todo va bien, suéltalos, pero no fuerces la interacción entre ambos.

Cada quien su espacio

Es muy importante que las primeras dos semanas mantengas el espacio libre de juguetes, que cada quien tenga su propia cama y su propio plato de comida y agua (y que estén separados entre sí). Esto es importante para evitar rivalidades que pueden terminar en peleas.

Cada perro tiene su propia personalidad

Recuerda que cada perro tiene su propia personalidad. Tal vez tú te habías imaginado que tus perros iban a ser los mejores amigos de juegos, pero igual y en la práctica no es así. El punto es que debes lograr una convivencia en armonía, pero ellos serán los que decidan si juegan, si se hacen mucho o poco caso o si se adoran y disfrutan hasta de dormir siestas juntos.

Corrige los comportamientos negativos

Es indispensable que las primeras semanas supervises las interacciones entre tus dos perros. Si comienzan a jugar y empiezan a ser toscos o a gruñirse más y más, debes parar el juego. Deja que se enfríen un poco los ánimos y luego vuelve a empezar. Aunque ellos solos establecerán su jerarquía en la manada, no dejes que uno de los perros se sobrepase con el otro, pues esto puede causar problemas.

Sigue con el ejercicio

No te olvides de pasear diario a tus perros. Esto ayudará a que liberen energía diariamente y también les ayudará a integrarse cada día más como manada.

¿Tienes algún otro tip para presentar a tu primer perro con tu nuevo perro? Compártelo con nosotros.

 

[Fuentes: ASPCA.org, CesarsWay.com, PetMD.com] [Foto: "Creative Commons Kissing Dogs" by Rhys A. licensed under CC BY 2.0]

 

Notas relacionadas

¿Estás listo para un segundo perro en casa?

¿Tu perro está listo para un nuevo perro en casa?

Cómo convencer a tu novio o novia de adoptar a un perro

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

  1. Gravatar
    pet n'GO Agosto 04, 2015

    @Kari posiblemente lo mejor que puedas hacer es presentar poco a poco el gatito a tu perra. Probablemente la perrita no le haga nada ya que el gatito a fin de cuentas es un cachorro y los perros adultos no suelen lastimar a los bebés. Los gatitos pueden ser un poco más ariscos. Deja que se conozcan poco a poco, no los fuerces. No hagas que el gato huela al perro ni que el perro lo huela porque probablemente solo estresarás al gato y podría lastimar a tu perra y podría generarse una pelea o un desagrado innecesario. Lleva al gatito de visita a la casa donde está tu perra y déjalo que explore, que huela al perro y eventualmente la curiosidad podrá con él y se acercará al perro. Si no quiere hacerlo, no lo fuerces, los gatos son mucho más calculadores que los perros y, por ende, toman un poco más de precauciones ;)

  2. Gravatar
    Kari Agosto 04, 2015

    ¡Mil gracias por el artículo! Yo quisiera saber cómo presentarle a mi perrita de 2 años a un gatito de 4 meses, ya que recién lo adopté pero mi perrita está en otra casa, pronto nos mudaremos todos juntos y quisiera saber cómo presentarlos y hacer que se lleven bien. Saludos :)