• 0

Ayuda a tu perro viejito a subirse al coche

15 Abril, 2015 0 comentarios Deja un comentario

Si tienes un perro viejito, enfermo o de alguna raza pequeña o una de cuerpo alargado y patas bajitas (como sucede con los perros salchicha o los basset hound, por ejemplo), es posible que en algún punto comiences a notar que tiene dificultades para subirse al coche, ya sea por su estado de salud, por su talla o por su estructura ósea.

Uno de los peores errores que puedes cometer es obligar a un perro al que le cuesta trabajo subirse al coche o a muebles altos es a seguir haciéndolo sin proteger sus articulaciones o, peor aún, cargándolo incorrectamente, pues esto en lugar de ayudarlo puede traerle serias consecuencias a su salud.

Por ello, nosotros recomendamos que si tienes un perro en estas condiciones, busques una alternativa para lograr que se suba fácilmente y, aún más importante, con toda seguridad a tu coche.

Una excelente opción son las rampas para perros, pues están hechas de materiales ligeros, lo cual las hace ideales para cargarlas y colocarlas (trabajo que te tocará hacer a ti), muchas de ellas son plegables, lo cual hace que puedas guar-darlas en tu coche y tenerlas ahí para cuando las necesites sin que ocupen mucho espacio y tienen una superficie antiderrapante para que tu perro pueda subir y bajar con seguridad y sin resbalarse.

Algo que nos parece muy útil es que las rampas para coche, contrario a lo que in-dica su nombre, no sólo sirven para el coche. Es decir, si también la necesitas para que tu perro suba o baje de muebles o de tu cama, la puedes bajar de tu coche, llevarla a casa y usarla con el mismo fin.

Este tipo de rampas suele presentarse en dos tamaños distintos, chicas y grandes, las cuales debes escoger, primero, en función del tamaño de tu perro, y segundo, en función de la altura de tu coche (pues no es lo mismo que quieras subir a tu perro en un auto tipo sedan a si lo quieres subir en una camioneta muy elevada). Lo que variará entre los dos tamaños es la longitud a la que se extiende la rampa y también el peso, aunque no te asustes, las rampas convencionales suelen pesar entre 4 y 5 kilos y las más grandes entre 7 y 8.

Si te interesa una de estas rampas para tu perro, puedes consultar la tienda en línea de PetNGo, pues tiene varias diferentes que pueden adaptarse a tus necesidades y a las de tu perro.

 

[Fotos: Cortesía PetNGo]

 

Notas relacionadas

Ayuda a que tu perro se suba de forma segura a la cama

10 formas de llenar de energía a tu perro viejito

En honor a los perros viejitos

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!

""