• 0

10 razones por las que amamos el juguete Kong

13 Febrero, 2015 0 comentarios Deja un comentario

                               

Eldad Carin/Shutterstock

El Kong es un juguete para perros que se ha convertido en un clásico. Si tu perro ha tenido uno, sabrás por qué. Este juguete se inventó en 1970 por Joe Markham, el fundador de la compañía Kong en Colorado, Estados Unidos.  Todo empezó cuando vio que su pastor alemán, Fritz, se dañaba los dientes cuando mordía piedras y se dio cuenta también que a Fitz le encantaba morder hule de la suspensión de una combi. Con esto en mente, pasó casi 6 años experimentando compuestos para producir un juguete para perros que Fitz amara. El nombre de Kong es porque cuando lo diseñó, un amigo suyo le dijo que parecía un tapón de oído para King Kong.

Estas son las razones por las que nos parece un GRAN juguete:

  1. Es MUY duradero

6 años de investigación sirvieron para encontrar un compuesto que hiciera un material plástico altamente resistente y no tóxico para tu perro. Los Kong no son precisamente baratos, pero si lo ves como una inversión, sabrás que este es probablemente el único juguete que le va a durar muchos años a tu perro.

Eldad Carin/ Shutterstock

  1. Es versátil

El hoyo del Kong está pensado para que lo rellenes de cosas que tu perro pueda lamer o intentar sacar. Aquí puedes encontrar algunas ideas. Esto lo hace un juguete que siempre es diferente y que siempre tiene algo que sabes que a tu perro le llamará la atención. Pon algo nuevo todos los días y verás que tu perro jamás se aburrirá de jugar con él.

Petngo

  1. Viene en diferentes tamaños para todo tipo de perros

Desde el tamaño miniatura hasta el extra grande, hay un Kong para cada tipo de perro. El Kong mini es una cosita muy tierna, mientras que el gigante es casi del tamaño de un zapato. Busca el que más le acomode a tu perro, elige tu color favorito y listo.

Petngo

  1. Es fácil de lavar

A diferencia de los peluches de perro o de las pelotas de tenis, el material del Kong es lavable y esto ayuda a que no parezca juguete viejo al tercer día. Según este estudio, los perros prefieren los juguetes nuevos o los que parecen nuevos, así que aquí hay otro beneficio del Kong, una buena lavada y queda literalmente como nuevo.

AnetaPics/ Shutterstock

  1. Es fácil de conseguir

¿Te ha pasado que encuentras el juguete más increíble en Internet pero sólo lo venden en Australia y no hacen envíos internacionales o sólo aceptan cuentas de banco australianas o de donde sea que vendan el juguete? Pues el Kong lo puedes conseguir en casi cualquier tienda de mascotas del mundo. Si quieres, incluso puedes pedir uno aquí para que llegue derecho a la puerta de tu casa.

Petngo

  1. Tu perro parece no cansarse de él

Sí, tu perro jugó todo el día con él y lo vuelve a ver y se emociona. A los perros les encanta porque lo pueden morder, lamer, perseguir, y hacerlo todo de nuevo varias veces al día.

Eldad Carin/ Shutterstock

  1. No hace ruido

A diferencia de las botellas de agua que hacen un ruido infernal o los juguetitos esos que chillan cuando los aplastas y te dan migraña, el Kong es silencioso, por ser de hule no suena cuando golpea las paredes o el piso o cuando tu perro lo muerde.

Eldad Carin/ Shutterstock

  1. Estimula física y mentalmente a tu perro

Muchos juguetes sirven para cansar a los perros pero no implican ningún reto mental que los haga no aburrirse y volverse destructivos. El Kong cumple con las dos funciones, los mantiene mentalmente activos pues tienen que descifrar cómo sacar el relleno y los pone a hacer ejercicio mientras tanto.

Eldad Carin/ Shutterstock

  1. No le hace daño a tu perro

El Kong no es como las carnazas que lo pueden astillar o las botellas de plástico que se pueden tragar un pedazo o los peluches que si les sale el relleno se pueden ahogar. Su material es no tóxico y es duradero y no se rompe en pedacitos.

Eldad Carin/ Shutterstock

  1. No huele feo

No es como las carnazas o los huesos que apestan horrible ya que están todos babeados o los peluches que huelen a trapo mojado. Si ves que tu Kong está sucio o huele mal, es porque no lo lavaste y quedó con relleno adentro, en cuyo caso sólo debes sumergirlo en agua con jabón y secarlo, dos minutos.

Eldad Carin/ Shutterstock

 

NOTAS RECOMENDADAS

Por qué rescataste a tu perro

Una manera de cuidar a mi perro sin medicinas

5 razones por las que los perros aúllan

 

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!

""