• 0

Cómo elegir la mejor carnaza para tu perro

28 Noviembre, 2014 0 comentarios Deja un comentario

 


Will Hughes/ Shutterstock

Te vamos a contar un poco por qué vale la pena invertir en una carnaza buena para tu perro. Las carnazas están hechas de piel de ganado, son un producto que se deriva de la industria de la piel y el cuero y no de la industria de la carne como tal.

El proceso normal con el que se trata una carnaza en una curtiduría es que primero se remojan y se tratan con limón que sirve para separar la grasa de la piel, después le quitan el pelo y la enjuagan varias veces para quitarle el limón. Luego se tratan con químicos no tóxicos que ayudan a esponjar la piel para que la puedan separar en capas. La capa exterior es lo que usan para hacer chamarras, zapatos, vestiduras de coche, entre muchas otras cosas. Las capas de abajo son usadas para hacer carnaza.

También te puede interesar esta nota sobre una alternativa saludable a las carnazas. 


Mat Hayward/ Shutterstock

La mayoría de las carnazas están hechas en China, donde hay muchas fábricas de cuero o curtidurías que procesan estos materiales. En Estados Unidos, por el contrario, hay muy pocas, ya que las leyes han limitado los permisos pues el proceso para tratar el cuero gasta mucha agua. China a su vez, importa la mayor parte del cuero de Estados Unidos. La piel, al ser también parte animal, debe ser tratada como tal y ser enviada en refrigeración para conservarla en estado óptimo. Esto es muy caro por lo que normalmente lo que hacen es darle un baño de sal y enviarlas. El envío puede tardar meses y como te imaginas, cuando llega, el material ya está completamente podrido y negro.

Si la piel fue enviada refrigerada, el proceso es sencillo, se enjuaga, se limpia, se corta, se enrolla o se ralla para comprimirla en alguna forma específica, se seca, se empaca y se envía. Si no, para quitarle lo podrido y hacer la carnaza blanca, lo primero que hacen es blanquearla con cloro o con otros químicos fuertes, e incluso hay muchas que son pintadas con óxido de titanio para que se vean blancas y bonitas en las tiendas. Ya desde ahí, suena a que no va a ser lo más saludable para tu perro.


Will Hughes/ Shutterstock

Fíjate bien en lo que compras, si la etiqueta dice hecho en China, te aseguramos que no es una carnaza fresca y que ha sido tratada con exceso de químicos y la verdad de darle eso a no darle nada a tu perro, mejor dale una zanahoria. Hay carnazas en las que han encontrado trazos de arsénico, plomo, cloro, formol y otros químicos tóxicos.

Fíjate en el grosor de la carnaza, entre más gruesa mejor pues tu perro tardará más en acabársela. Fíjate también en el color, si está muy blanca, esto no es natural. Huélela, si bien estás oliendo piel de animal muerto, el olor nunca debe ser a podrido o asqueroso ni tampoco debe de ser inodora, si lo es, probablemente la trataron con tanta cosa que hasta el olor se le fue. Trata de elegir carnazas que no estén pintadas o barnizadas con otros colores, entre más natural, mejor.

Ahora ya sabes por qué vale la pena invertir un poco más para que tu perro no coma algo que le hace daño. Si quieres comprar carnazas premium, Pet N Go tiene una selección que recomendamos mucho y que son hechas en Estados Unidos con piel de animales del mismo país por lo que es piel fresca y no ha pasado meses en un contenedor pudriéndose en su camino a otro país.


Petngo.com.mx

Artículo presentado por Instituto Perro con información de Whole Dog JournalWhole Some HideCanine JournalThe Dogington Post

Notas recomendadas:

Infografía: formas clásicas en las que duerme tu perro
7 tips para sacarle fotos a tu perro
8 cosas que jamás pensarías que vas a extrañar de tu perro

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!

""