• 0

Características y cuidados del jerbo

08 Octubre, 2014 0 comentarios Deja un comentario

Características y cuidados del jerbo

Un jerbo e un roedor similar al hámster pero de tamaño medio y mucho más pequeño de una rata. Por lo general, suele pesar entre 50-110 gramos y su cabeza al igual que su cara son sutilmente distintas a las de sus parientes.

Su cola se encuentra repleta de pelo y el final de la misma tiene un mechón con forma similar a la de un pincel. Posee ojos negro azabache o rojo rubí, y pueden tener la barriga blanca y ser marrones, negros, dorados, naranjas, beige, siameses, etcétera. El jerbo es gracioso, divertido y apto para todas las edades, dado que se la pasa haciendo morisquetas e interactuando con la familia durante horas sin cansarse.

Otras características

Viven entre tres y cuatro años y nunca muerden. Además, suelen orinar muy poco y sus heces son duras y secas por lo que se pueden limpiar sin complicaciones. Por otro lado, tienden a amadrigarse en la cama de la jaula, aunque esta no se encuentre del todo limpia.

El jerbo puede vivir tranquilamente en jaulas pequeñas, aunque lo mejor es que tengan un mayor espacio con muchos juegos. Tienen una excelente visión y capacidad auditiva por la noche, ya que sus hábitos más bien son nocturnos.

¿Cómo se reproducen?

Luego de una gestación de 25-28 días nacen los bebés jerbos, que usualmente conviven en la misma jaula que sus padres sin problemas.

¿Cómo escogerles la casa?

Existen diversas opciones para seleccionar la casa de los jerbos, aunque la más popular es tener un terrario, pecera o acuario de 38-50 litros para dos jerbos. Estos recipientes son mucho más fáciles de limpiar y espaciosos, lo cual te permitiría ser más creativo.

No obstante, es preciso que tenga una tapa segura para protegerlos de otros animales y no se escapen.

Guía:

• 1 jerbo = 20 litros
• 2 jerbos = 50 litros
• 3 jerbos = 60 litros
• 4 jerbos = 75 litros
• 5-6 jerbos = 115 litros

Enfermedades de los jerbos

Para evitar inconvenientes lo mejor es mantenerlos en excelentes condiciones alimenticias e higiénico sanitarias como los hámsteres. En cuanto a su alimentación, no hay que darles demasiadas verduras o frutas porque como provienen de zonas desérticas, no están acostumbrados al agua y por ende prefieren alimentos más secos.

Si estás dispuesto a tener uno o más jerbos en tu hogar, consulta con el especialista de la tienda todo sobre sus cuidados, alimentación, etcétera, para quedarte mucho más tranquilo y estar al tanto.

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!

""