• 0

La importancia de las vacunas

12 Mayo, 2014 2 comentarios Deja un comentario

Igual que en los seres humanos, los perros, sobre todo cachorros son muy vulnerables a ciertas enfermedades, por eso es de vital importancia vacunarlos y tener su programa de vacunación al día; por su salud, por la salud de otros perros y principalmente por la salud de tu familia.

Al nacer, los sistemas inmunológicos de los cachorros no están completamente desarrollados, por lo que no pueden luchar contra la enfermedad. Sin embargo, durante los primeros días de vida, las madres proporcionan leche rica en anticuerpos llamado calostro. Estos anticuerpos le proporcionan inmunidad temporal a los cachorros.

Se cree que los anticuerpos maternos desaparecen después de 16 a 20 semanas.  Las vacunas están diseñadas para desencadenar respuestas inmunes y prevenir la infección futuro de enfermedades. Todos los cachorros se deben administrar ciertas vacunas básicas.

Es necesario que el veterinario revise el estado de salud de su cachorro antes de vacunarlo, ya que si está enfermo, la vacuna en vez de protegerlo, podría tener efectos negativos.

Las principales enfermedades infecciosas de las que se pueden vacunar son: moquillo, parvovirus, hepatitis canina, leptospirosis, coronavirus, parainfluenza, rabia, guardia y bordetella.

Cada veterinario tiene un protocolo preferido para la vacunación de los cachorros y para el seguimiento de las vacunas, les compartiré el protocolo general para un cachorro; es necesario consultar a un veterinario para saber qué es lo mejor para su mascota.

  • 6-7 semanas de edad: Administrar la primera vacuna múltiple (moquillo, hepatitis, parvovirus, parainfluenza)

  • 9 semanas de edad: Aplicar la segunda vacuna múltiple.

  • 12 semanas de edad: Aplicar la tercera vacuna múltiple y la vacuna de Lyme. (Generalmente una vacuna Lyme se repite dos semanas más tarde y luego una vez al año)

  • 16 semanas de edad: Administrar la última vacuna combinada.

  • 12-16 semanas de edad: Aplicar vacuna contra la rabia.

Después de la 7ª u 8ª semanas de edad, es una etapa de alto riesgo. Por eso, es recomendable que durante este tiempo se evite el contacto con otros perros y con el exterior.

Para conseguir una mejor inmunidad se aconseja ponerle los “refuerzos”. Una primera vacuna protege cerca del 70%, una segunda se puede alcanzar un 85% de protección y con un tercer refuerzo hasta un 95% de protección.

Recuerda que un programa de vacunación al día protege la salud del perro y la de su familia, por eso es tan importante inmunizar al perro de enfermedades que hasta podrían ocasionarle la muerte.

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

  1. Gravatar
    petn'GO Junio 23, 2014

    Gracias @ReyJesusCalleja :D

  2. Gravatar
    REY JESUS CALLEJA Mayo 29, 2014

    Muy buen articulo