• 0

Un Peludo Viajero Que Come Alimento Diamond

31 Marzo, 2014 0 comentarios Deja un comentario

Todo empezó desde temprano cuando mi amo me despertó como a las seis de la mañana cuando nos alistamos para la huida. Ya tenía hecha la maleta desde la noche anterior, yo sólo cargo lo necesario que es mi alimento para perros diamond cordero con un sabor irresistible y sirve para mi paladar exigente ya que no como cualquier cosa, mi bronceador perruno ya que si no protejo mi piel corro el riesgo de arrugarme, un desodorante por si no alcanzo baño, toallitas para acicalarme la cara y orejas, me gusta ser limpio; pocas cosas en la maleta perruna, pero él se tardó las horas en meter su ropa y sus tan temidas chanclas de pata de gallo, debo contarles que me encuentro muy emocionado con la aventura que me espera.

Él me puso en la  jaula donde tenía que aguantar el trayecto, la recompensa era demasiado buena, así que respire profundo. Lo único malo fue que no pude comer nada antes del viaje.

Llegamos al aeropuerto donde había mucha gente desconocida pero como perruno bien portado no hice ningún escándalo, ya formados en la fila le pidieron los papeles, yo tengo mi pasaporte hecho por el veterinario dónde dice que estoy bonito y sano.

Alimento Diamond para perros

Para no hacerles el cuento largo nos subimos a una cosa gigantesca con alas un poco extraño el asunto pero yo confiare en que todo sale bien, mi amo puso la jaula a su lado y todo empezó a moverse, él me mantuvo calmado diciendo que era normal, que el avión así lo llama empieza a despegar ya que vamos volando para llegar al mentado destino. De hecho durante el vuelo me enseño las nubes quedando impresionado con aquella vista, empiezo a disfrutar de mis vacaciones aunque sigo pensando en llegar para poder comer mi alimento para perros diamond cordero.

Al fin en la Ciudad de México, todo se veía inmenso, demasiadas luces y gente, aunque debemos considerar por mi pequeña estatura yo todo lo veo muy grande; ya con las maletas en sus manos nos subimos al taxi que nos llevaría al fin al lugar donde podría descansar. Llegando al lugar llamó mi atención que tenía una W en sus puertas es como dejar huella perruna; esta gente me estaba esperando ya que me regalaron una placa me sentía muy relajado también me dieron un regalo sorpresa que era un juguete peludo así como yo. Al arribar a la ciudad estaba oscuro así que mi amo optó por descansar tumbándose en la cama y mi lujosa camita me esperaba para un merecido sueño claro no sin antes cenar mis croquetas de alimento para perros diamond cordero, mañana saldremos a explorar.

Al día siguiente fuimos a pasear por las colonia Condesa y Roma, se veía todo muy sofisticado, lugares muy geniales; nos detuvimos al llegar al parque México donde pude correr a mis anchas, luego fuimos a comer a un lugar bohemio con sillas afuera del restaurante ahí me senté muy agusto a comer ya que era la hora.

También fuimos al bosque de Chapultepec que me fascinó todo, me la pasé increíble corriendo como loco y asustando palomas. Luego fuimos a un pueblo que tenía caminos empedrados donde hicimos una parada en la placita, se veía muy colonial; Conocimos un lugar que tenía un lago donde vendían recuerditos, Había gente tocando y cantando muy animados, aquí subimos a una especie de lancha dónde pudimos recorrer todo el lugar; el último día fuimos a una torre que tenía gran altura pudiendo obtener muy buenas vistas de toda la ciudad, obvio que mi amo saco unas fotos increíbles conmigo al lado, nos detuvimos en el restaurante a comer nuestros respectivos alimentos, claro que yo degusté mi alimento para perros diamond cordero.

Ya de vuelta en casa puedo comer alimento para perros diamond cordero; me encantaron mis vacaciones ya que tuvieron la dosis perfecta entre tranquilidad y emoción.

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!

""