• 0

Socialización, parte importante para una buena convivencia.

18 Febrero, 2014 0 comentarios Deja un comentario

De un tiempo a la fecha es muy común escuchar que hay que socializar a los perros o que un determinado perro es muy sociable porque quiere saludar a cuanto perro o persona se encuentra en la calle.

Es verdad que la socialización de un cachorro es fundamental para su desarrollo y que hay que invertirle tiempo y planear como se hará, sobre todo en las primeras 20 semanas de vida del perrito, pero es muy importante durante su primer o sus dos primeros años de vida. No es solo que el perro conozca muchos perros y mucha gente. La socialización adecuada de un cachorro incluye exposición a situaciones y estímulos, habilidades básicas y límites, para que el perro cuente con un adecuado control de impulsos. Implica exponerlo a diferentes situaciones garantizando que sean experiencias positivas y no neutrales.

Parte importante de la socialización incluye la rutina y las reglas claras. La rutina le proporciona al perro una sensación de seguridad que lo ayuda a formar su carácter.

Pero, ¿qué pasa con los perros “muy sociables” que quieren saludar a todos los que ven?

En realidad son perros con bajo control de impulsos y mala socialización, no han aprendido las reglas adecuadas. Lo educado entre perros nunca será llegar corriendo de frente, los perros se acercan tranquilos entre ellos y hacen un arco, ya que acercarse directo a la cara puede ser interpretado como una agresión.



Lo que recomendamos en ENTRENACAN es lo siguiente:

  • Busca experiencias positivas para tu perro. Una experiencia positiva es donde come o juega. Si sólo lo llenas de experiencias neutrales (donde no pasa nada interesante) tardará más su socialización. Las experiencias deben ser variadas en ambientes, ruidos, gente, etc.

  • Haz que te pida permiso antes de ir a saludar, esto es, pídele que se siente antes de que sea acariciado por alguien o que se huela con otro perro. Primero que se siente y luego le das una instrucción que signifique que ya puede saludar

  • Haz muchos ejercicios de control de impulsos (sigue al pendiente del blog, pronto daremos más tips sobre esto)

  • Familiariza a tu cachorro con todo lo que quieras que acepte de adulto, como cortaúñas, suéteres, collar, que se deje tocar todo el cuerpo. Si tu perro ya es mayor, deberás ser muy cauteloso y avanzar en pasos pequeños para ver su reacción. El secreto es asociar todas estas cosas a algo bueno, recuerda, experiencias positivas donde coma o juegue.

  • Asegúrate de que tu perro tenga sus vacunas al corriente y que los perros con los que conviva sean perros sanos y vacunados.

  • Incluye en tu plan de socialización las habilidades básicas de obediencia y límites

  • Si tu perro es adulto o incluso un perro geriátrico de más de 8 años y nunca ha convivido con otros perros, pregúntate ¿es momento de someterlo a ese estrés, para qué y cómo lo voy a hacer? Tal vez tu perro es feliz conviviendo con pocos perros y no le interesa tener más amigos.

  • Si tu vida trae un cambio importante en la rutina de tu perro adulto, haz un plan con anticipación, para facilitarle el proceso de adaptación a esa nueva rutina y socialización con ambientes o situaciones nuevas.

Recuerda que es cuestión de tiempo, paciencia y generar experiencias positivas.

Mónica González, Ph.D., CPDT-KA
(Certified Professional Dog Trainer)
http://www.entrenacan.com/
https://www.facebook.com/ENTRENACAN.Mty
http://www.youtube.com/entrenacan
tuentrenador@entrenacan.com

tuentrenador@entrenacan.com

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!