• 0

Tu perro todavía funciona como lobo… al menos en su estómago.

30 Diciembre, 2015 0 comentarios Deja un comentario

Absolutamente todos los científicos con experiencia en el área de evolución canina están de acuerdo que los perros evolucionaron de los lobos y eso es un hecho indiscutible. Muchos de estos científicos están de acuerdo en que la separación entre el perro y el lobo ocurrió en un pasado reciente, probablemente hace 15,000 años. Está claro también que los perros son perros, los lobos son lobos y añadiríamos que los dingos son dingos en algún punto intermedio. Estos tres cánidos pueden cruzar entre ellos y reproducirse dando crías fértiles y eso también es una verdad indiscutible. Estos cánidos comparten más del 99% de su ADN y las diferencias genéticas entre ellos son del mismo nivel que las diferencias genéticas entre grupos humanos de razas distintas, como orientales y caucásicos, por ejemplo. En términos de nutrición lo más importante es saber si los perros y los lobos tienen una fisiología digestiva similar. La respuesta es que sí; de esta forma un Golden Retriver no es un lobo, pero efectivamente comparte con él un sistema digestivo común, así que en términos del funcionamiento de su organismo y la compleja química digestiva que interviene en el proceso de la absorción de nutrientes, nuestro adorable Golden es por dentro todo un lobo. A partir de esto no existe razón alguna para no alimentar al Golden con una dieta basada en cárnicos crudos. Esto nos lleva a concluir que debido a que el perro y el lobo comparten un común sistema digestivo, podría ser parte de la explicación de la tan aclamada superioridad en la salud que hacen quienes alimentan a sus perros con la dieta natural BARF.

Cuando hemos tomado la decisión de alimentar a nuestros perros con una dieta apta, debemos saber que esta dieta no es exactamente la dieta que llevan los lobos en estado natural, nuestros perros han evolucionado a partir de esa dieta. Por ejemplo, los lobos son principalmente cazadores y mucho menos carroñeros y nuestros perros que compartieron la comida con nuestros ancestros cazadores se volvieron predominantemente carroñeros que se alimentaban de lo que los humanos cazadores les compartían. Cabe señalar que esa dieta ancestral siempre ha sido cruda. Nuestros perros no están sometidos al desgaste y al estrés que significa buscar sus propios alimentos, quizá sea por ello que las cantidades de alimento que requieren para su sustento sean considerablemente menores a la cantidad de comida que ingiere un lobo, aquí hay otra importante diferencia. A partir de estas diferencias es entonces que podemos comenzar a diseñar una dieta para nuestros perros, tomando siempre en cuenta que nuestros perros tendrán una notoria mejoría en su salud si los alimentamos con cárnicos crudos, los combinamos con vegetales y calculamos una cantidad de acuerdo a su edad, a su actividad y al peso ideal.

En muchos artículos se han discutido las diferencias entre los lobos y los perros y el hecho de que la domesticación ha transformado a nuestros perros. Esto es una verdad, sin embargo otro hecho indiscutible es que la forma en que los lobos aprovechan los nutrientes de la comida y la forma en la que lo hacen nuestros perros es exactamente la misma. Algunos dicen que los perros tienen una gran capacidad para adaptarse a nuevas dietas, lo cual también es cierto, sin embargo esto no significa que la “nueva” dieta sea más saludable que la anterior. Quienes alimentamos a nuestros perros con la dieta BARF, la dieta evolutivamente apta, no necesitamos muchas explicaciones para aceptar la evidencia frente a nosotros, la dieta cruda produce una mayor salud y muchas veces no necesitamos entender ni cómo funciona ni por qué produce los magníficos resultados, sin embargo siempre tratamos de divulgar las buenas noticias e intentamos “convertir” a más personas al sistema BARF. En este intento siempre nos topamos con algunas resistencias y una de ellas es que muchos se niegan a pensar que su adorable compañía esconde en su interior a un feroz lobo. Usar la teoría del lobo y el perro es una forma de tratar de entender y explicar por qué nuestros perros son tan saludables.

De esta forma podemos concluir que la dieta evolutivamente apta para el perro moderno es aquella que se acerca a la amplia experiencia práctica de una gran cantidad de propietarios en todo el mundo que hemos decidido alimentar a nuestros perros con el sistema BARF desde hace algunos años y que de acuerdo a las observaciones clínicas de miles de veterinarios, requieren continuar con alimentos crudos para permanecer realmente saludables. La decisión para seguir un sistema particular de alimentación para nuestros perros debe estar basada en el incremento en la salud y en la calidad de vida que proporciona una dieta y esta es la principal promesa que cumple el sistema BARF, los perros comen como siempre debieron haberlo hecho y son más saludables y felices. ¿Será porque por dentro mi perro efectivamente es todo un lobo?.

Créditos: Barf México

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!