• 0

Quiero otro perro, ¿es buena idea?

02 Enero, 2014 0 comentarios Deja un comentario

¿Cuántos perros puede o debe tener una familia? Generalmente inician con uno, algunas familias permanecen así y otras familias van agregando más y más perros, pero cuantos es el ideal.

En mi experiencia el ideal es dos, aunque no es una regla, hay quienes tienen cinco o más perros y todo marcha bien. Es importante considerar sobre todo el espacio y el tiempo disponible, hay quienes piensan en tener un segundo perro para que le haga compañía a su perro actual y éste no se aburra, esto es buena idea, solo que con un segundo perro se duplica el tiempo que se les debe dedicar. Es muy importante dedicarles tiempo exclusivo a cada uno por separado.

Si ya tienes un perro y estás pensando en tener otro, te recomendamos que respondas sinceramente a lo siguiente:

  • ¿Mi perro es feliz conviviendo con otros perros?

  • ¿Mi perro puede compartir sus juguetes o su plato de agua con otros perros?

  • ¿Tengo tiempo suficiente para un perro más?

  • ¿Tengo espacio para un perro más?

Si a todo respondiste que sí, entonces el siguiente paso es elegir un perro que le agrade a tu perro actual, ten cuidado si piensas en tener dos machos. Te recomendamos que los presentes en un lugar neutral, esto es, un área segura que sea desconocida para ambos o bien, donde ninguno muestre territorialidad o haya historia de convivir adecuadamente con otros perros. Si conoces bien a tu perro (y al nuevo, o el nuevo es cachorro) y ya has visto como interactúa con otros perros por primera vez puedes soltarlos y dejar que se conozcan por sí mismos, si tienes dudas, busca un lugar con una separación física (una reja) para que primero se vean y se huelan sin poder atacarse. Si se invitan a jugar esto es un buen pronóstico, si ves tensión en alguno de los perros o un ladrido agresivo, piénsalo dos veces antes de juntarlos. Si se han aceptado en este lugar neutral puedes llevarlos juntos a casa. Trata de que la rutina con tu primer perro no varíe, integra al nuevo perro a esa rutina. Observa mucho la interacción entre ambos y debes estar preparado para intervenir si es necesario.

Si adquiriste un cachorro y ya tenías un perro adulto, no deberás sobreproteger al cachorro, deberás permitir que el adulto ponga reglas, de lo contrario el cachorro aprenderá que aunque moleste al adulto tú lo defenderás y cuando sea adolescente o adulto esto puede convertirse en peleas entre ellos porque el cachorro nunca respetó al adulto y aprendió que tú siempre estarías ahí para defenderlo.

Por último, si tu primer perro era un desastre y adquieres un cachorro, el cachorro lo imitará y se duplicará el desastre. En estos casos te recomendamos entrenar primero al perro actual, después adquirir al segundo y continuar el entrenamiento de ambos.

Considera siempre la opción de adoptar.

Mónica González, Ph.D., CPDT-KA
(Certified Professional Dog Trainer)
http://www.entrenacan.com/
https://www.facebook.com/ENTRENACAN.Mty
http://www.youtube.com/entrenacan
tuentrenador@entrenacan.com

« Volver al Blog
« artículo anterior   |   siguiente artículo »

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de ser publicados.

Comentarios

Aun no hay comentarios. ¡Sé el primero!